miércoles, septiembre 03, 2008

Aristides Gómez Fuentes

Conocí a Aristides en le beca de ids de este año, tuve la oportunidad impartirle curso al grupo de becarios y él estaba ahí, él hoy me ha escrito y me ha conmocionado por dos cosas:

Porque leyo acerca de mi primer recuerdo y se pregunto cuál era el suyo, mi idea traspaso la distancia y repico en su cabeza; él concluyo que su primer recuerdo corresponde al temblor del 85; yo recuerdo también ese día, sentado yo en el banco que se tenía en la papelería de mis papás para dividir el area de cliente de donde estabamos nosotros, es decir, nosotros por ahí saliamos de atras de los mostradores, ese banco estaba justo abajo del quicio de la puerta, mi abuela iba por las tortillas y regreso corriendo, veía claramente como abuelita se balanceaba de un lado a otro, mientras mi mamá me decía: "quedate ahí no te muevas voy por tu hermana", mi abuela llego a mi y me llevo con mi mamá y nos recuerdo ahí los cuatro de bajo del quicio de la puerta de la recamara; más tarde recuerdo a mi abuela angustiada (como pocas veces la he visto) rezado por sus hijos y a mi papá también intetando localizar a todos mi tíos.

La segunda razón por la que me he emocione es por una cita que me comparte, que a mi parecer se hace que está bien shingona, y me dice:
También me late leer, mas que programar jaja te dejo un fragmento de Fadanelli, igual y ya lo conoces.
 "La belleza excesiva es, hasta cierto punto, una fuente de inesperada tristeza. Cuando contemplamos un rostro hermoso, uno incapaz de ocultar su belleza, pensamos de inmediato en su eclosión, en el día no muy lejano en que dejará de ser atractivo y se transformará en un saco de arrugas, en una tumba musgosa. Entre más bella es una mujer más trágico será su destino; por el contrario, la fealdad es un puerto seguro donde apenas arriban algunos barcos, un puerto tranquilo"

No, no lo conocía, pero coincido mucho con la frase, pero a mi me late más programar! (aunque para programar hay que leer).
Coincido porque creo que para casarse hay que casarse con un mujer que sea bella, pero que la base de su belleza este centralizada en sus ojos, es decir, sólo sale arrugan alrededor de los ojos y no en los ojos en si, los ojos dicen mucho, tienen su lenguaje, tienen un intedermiado número de formas de mirar.

2 comentarios:

Mario dijo...

y si le salen cataratas?

saludos!
Mario

Vlad Pax dijo...

Me la cojo para que apriete los ojos y no se las vea.